La incesante lucha de Ñublense por ser un equipo de Primera

La incesante lucha de Ñublense por ser un equipo de Primera

  • Fracasos e hitos del club chillanejo que hoy cumple 98 años de vida.
La historia de Ñublense está marcada por un cúmulo de sinsabores y escasos momentos de gloria. El club que hoy cumple 98 años de vida, en la antesala de su centenario, apuesta a transformarse en una sólida institución de Primera División, sacando lecciones del doloroso derrotero que ha recorrido hasta ahora.
1977: Soñado estreno: Tras lograr el ascenso de la mano de Isaac Carrasco y jugadores como Óscar Roberto Muñoz y Sergio Pérez en 1976, el Rojo, dirigido por Enrique Hormazábal, se estrenó por primera vez en la máxima categoría de manera digna. El zaguero Mario Cerendero fue pieza clave.
1978: El legado del “Consomé”: Con Óscar Roberto Muñoz y Antonio Muñoz a la cabeza del equipo, Ñublense finalizó en el puesto 15, de 18 equipos. Pero la temporada estuvo marcada por el legado del entrenador Nelson Oyarzún, que falleció aquel año y que se caracterizó por su filosofía de juego, carisma y su consomé en el entretiempo.
1981: La peor campaña: Tras descender en 1979, durante este año Ñublense protagonizó la peor campaña de un equipo en la historia de los torneos de Primera División en Chile. El Rojo bajó a Segunda División tras ser colista con apenas 10 puntos.
2007: Reestreno sorprendente: Ñublense regresa al fútbol grande tras 25 años en los potreros y protagoniza una campaña aplaudible de la mano del DT Luis Marcoleta y jugadores claves como Manuel Villalobos, Luis Flores, Danilo Aceval y Chase Hilgenbrick. El equipo terminó séptimo en el primer torneo y en el de Clausura peleó con Cobreloa el repechaje para los play offs.
2008: Campaña histórica: Año glorioso y del debut internacional. De la mano del técnico Fernando Díaz y en una campaña que se forjó en Linares, Ñublense remató el Apertura como líder exclusivo con 41 puntos y clasificó a la Copa Sudamericana en la que enfrentó a Sport Ancash de Perú.
2011: Otro descenso: Tras vivir una transición (2009) y salvarse del descenso en las últimas fechas (2010), la salida de Luis Marcoleta en el arranque del torneo, dio paso a la llegada de Jorge Garcés. Tras ser despedido fue reemplazado por su ayudante Carlos Rojas, quien en las diez fechas finales, no pudo evitar el descenso consumado ante La Calera en Chillán tras perder por 3-1. El mismo “Chifi” logró el ascenso a Primera A el 2012.
2013-2014: Otra vez a sufrir: Carlos Rojas duró solo el Torneo de Transición y cinco fechas del Apertura, porque el equipo terminó colista y no ganaba de local. Pablo Abraham lo levantó y lo llevó al séptimo lugar, pero en el Clausura terminó subcolista y timbró su salida. La llegada de Ivo Basay mantiene expectante a toda la hinchada. El “Hueso” quiere llevar a lugares de privilegio a Ñublense que por casi cien años siempre ha luchado por ser un equipo de Primera.